La pérdida de peso por ansiedad. Adelgazar por ansiedad.

Perdida de peso por ansiedad

Cuando se quiere perder peso, muchas veces se hacen dietas para perderlo, algunas de ellas peligrosas, otras más sencillas de hacer. Sin embargo, hay casos en los que se puede perder peso sin que se esté haciendo dieta: es la llamada pérdida de peso por ansiedad y, si no se coge a tiempo, puede provocar un problema grave en el cuerpo.

 

Adelgazar por ansiedad

La pérdida de peso por ansiedad se suele dar en los adultos y supone una pérdida de peso corporal, no solo de la grasa, sino también de los músculos, provocando con ello un aumento en las infecciones y una posibilidad de depresión.

El estrés, los problemas, el no ver la solución a los asuntos que tienes que resolver, etc. provoca una reacción en el cuerpo que hace que se cierre a los alimentos y, sin que se tenga hambre, el cuerpo se niega a ingerir alimentos lo que hace que se pierda peso de manera drástica pero, al mismo tiempo, se ponga en peligro todo el cuerpo.

A veces, aún comiendo, el estrés hace que se quemen todas las calorías posibles (hagas o no ejercicio) pero, a la larga, cuando se recupera la situación y se deja de tener ansiedad, el cuerpo recupera el peso.

¿Dónde se produce la ansiedad?

La ansiedad se produce en el cerebro pero afecta a todo el cuerpo. En general, las personas que sufren ansiedad tienen dificultades en el aparato digestivo, malestar abdominal y disminución del apetito.

Ansiedad y perdida de peso

Situaciones como saltarse comidas, comer rápido y beber mucho café o bebidas con cafeína, aumentar el ejercicio o tomar suplementos alimenticios son algunos de los comportamientos que tienen este tipo de personas pero no es una forma sana de perder peso. Es por eso que, si el comportamiento se mantiene en el tiempo, lo mejor es tratar de darle solución.

Te recomendamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.