Combate la ansiedad laboral

La enfermedad más generalizada en nuestra sociedad hoy día es el trastorno por ansiedad laboral que se manifiesta a través del nerviosismo, agotamiento, fatiga, falta de concentración, alteración del sueño, tensión muscular excesiva, ataque de nervios, inquietud, etc. No obstante, si aprendes a controlar la situación habrás combatido un trastorno que provoca muchas bajas laborales. De ahí que un alto nivel de ansiedad sea reconocido actualmente como «burn out», síndrome del quemado.

Esta nueva enfermedad es relativamente reciente puesto que ha sido en el siglo XXI donde se ha posicionado más en nuestra sociedad, relacionándose claramente con el ámbito laboral y el estilo de vida que se lleva. Básicamente se trata de un trastorno emocional provocado por el trabajo que conlleva graves consecuencias físicas y psicológicas cuando se somatiza en el cuerpo.

Cada vez más empleados presentan la baja laboral a causa del estrés que su trabajo les provoca y una vez superada, la vuelta al puesto les vuelve a hacer encontrarse en esta desagradable situación. El síndrome del quemado se convierte en una patología, a veces, necesaria de controlar y superar con medicación, ansiolíticos e incluso terapias psicológicas (sobre todo, en casos de pánico).

Lo cierto es que se puede controlar si aprendes a detectar las señales que el cuerpo manifiesta en el lugar de trabajo como el agotamiento, la pérdida de energía, la falta de motivación, el malhumor, la falta de concentración, el nerviosismo e irritabilidad, entre otros muchos síntomas. Sin embargo, físicamente se puede apreciar alteración del sueño, fatiga excesiva, trastornos gastrointestinales, dolores de cabeza, mareos, dolores de espalda, eccemas en la piel, taquicardia, palpitaciones, etc.

Por qué surge el problema

En la mayoría de los casos la ansiedad laboral tiene lugar por las escasas remuneraciones profesionales. Los salarios son muy bajos y el trabajo muy amplio, con lo cual, el trabajador se siente explotado, saturado, superado e infravalorado. Este hecho va unido a la sensación de pérdida de prestigio social.

Normalmente, los horarios también son una causa prioritaria de burn out porque éstos, en muchas ocasiones, no permiten tener una vida social plena y siempre se alarga la hora de salida más de la cuenta, cuando no está previsto en la nómina de final de mes. Se pide más de lo que se paga y el empleado se ve obligado a hacer pequeños favores como obligaciones impuestas por su superior para evitar posibles despidos o incómodas situaciones de enfado.

Por último, el ambiente laboral general es muy importante para que la persona se encuentre en un lugar pacífico donde reine la paz y la armonía. Cuando el grupo no se encuentra unido y hay malestares personales y profesionales entre los empleados surgen discordias que acaban provocando situaciones insostenibles para todos y un ambiente donde la tensión se podría cortar con una tijera. Esta situación disminuye la concentración de todos y sobre todo, el rendimiento tanto individual como colectivo.

Qué hacer para reducir la ansiedad

Son muchas las recomendaciones generales que se pueden utilizar para conseguir eliminar la ansiedad y aumentar el bienestar personal y profesional. Puede parecer difícil pero sus resultados son seguros. Las actuaciones que a continuación se dan son para que se lleven a cabo de manera personal e individual.

  • Equilibra tu vida en tanto cuanto como te sea posible
  • Evita consumir drogas y alcohol porque estas sustancias incrementan la ansiedad y el nerviosismo
  • Establece las prioridades de tu vida en general
  • Exterioriza tus sentimientos, pensamientos y preocupaciones
  • Desarrolla tareas fuera del trabajo para sentirte más útil
  • Aprende a aceptar ayuda ajena y a confiar en ella
  • Haz algo de ejercicio para eliminar toxinas y adrenalina
  • Mantén una dieta nutritiva y sana
  • Disfruta de tu tiempo libre haciendo lo que más te satisface y más te gusta
  • Aprende a relativizar las cosas y a no tomarlas tan en serio

La mayoría de las veces somos nosotros mismos quienes nos provocamos la aparición de trastornos mentales sin saber que la vida no es tan complicada y que añadir unas cuantas gotas de humor en situaciones estresantes e indeseables nos ayudan a superarlas con éxito y felicidad.

Te recomendamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.