Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Parar la Ansiedad

Información y ayuda para la Ansiedad y los trastornos de ansiedad

Comprar Pulseras Equilibrio
 

Causas de la ansiedad

La ansiedad viene determinada por causas primitivas y tenía una finalidad, preparar al cuerpo para luchar o huir ante un peligro inminente. El problema es, que hoy día, nada ocurre a nuestro alrededor que haga que el cuerpo reacciones de esta forma, ya no existen los primitivos depredadores de los que había que huir.

La ansiedad

La ansiedad al igual que el miedo es una expresión del cuerpo que nos resulta desagradable; la diferencia entre ambas es que el miedo está justificado mientras que con la ansiedad se siente miedo pero sin que nada lo provoque.

Las personas ansiosas suelen estar inquietas, caminan de un lado para otro, se tiran de la ropa e incluso del pelo buscando de forma desesperada algo que las alivie. La sensación de la ansiedad es algo muy difícil de explicar, sólo quien la sufre o la ha sufrido la entenderá en todo su contexto.

Este malestar suele comenzar de una forma lenta y aparentemente como algo que no nos hará sentir mal. La tensión nerviosa puede ir creciendo de forma escalonada o sin motivo aparente, presentarse bruscamente, dando lugar a una crisis de ansiedad o de pánico sin que nada la justifique. Los síntomas más comunes suelen ser palpitaciones, sensación de ahogo o lo que los especialistas denominan "hambre de aire", la sensación de que no llega suficiente aire a los pulmones y que el pecho no se expande.

Pero los síntomas no acaban ahí. El sistema nervioso puede activar de forma descontrolada el resto del organismo dando lugar a una sintomatología muy común en la ansiedad: sudoración, náuseas, vómitos, diarrea, aunque no siempre tienen porque aparecer.

Causas de la ansiedad

Qué puede causar la ansiedad

Existe una predisposición genética, en muchos de los casos, de padecer ansiedad. Cuando esta disposición endógena se entremezcla con posibles problemas en la infancia o con personas que tiene dificultad para afrontar situaciones de estrés, la probabilidad de padecer un trastorno ansioso es mayor.

Problemas de relación con los demás, relaciones laborales difíciles o enfermedad pueden desembocar en un grado de estrés que si persiste, puede llegar a convertirse en un trastorno. La forma de pensar también es un desencadenante. Cuando una persona sufre una crisis de ansiedad que puede ser aislada, crea un temor a volver a padecerla lo que provoca un círculo vicioso entre la propia ansiedad y el miedo a que se presente de nuevo.

Este trastorno que puede llegar a desembocar en depresión, también puede estar causado por enfermedades que la persona padece, como por ejemplo, problemas con el toroide. Además, la ingesta de ciertos medicamentos o sustancias, favorecen de igual forma la ansiedad: la cafeína, medicación para el asma o para la presión arterial pudiendo sumarse a estos, las personas con síntomas de abstinencia a causa del consumo de ciertas sustancias.

Desirée R.A.

Etiquetas: ansiedad (9 referencias), crisis de ansiedad (2 referencias)



También te puede interesar:


 Ansiedad, ataques de pánico y agorafobia

Para muchas personas, los ataques de pánico, ansiedad y agorafobia son algo cotidiano y lo asumen con naturalidad, ya que la mayoría de las veces es confundida con estrés. Estos individuos no son conscientes de su nivel de agobio, tensión e inquietud porque lo achacan a una mala racha de nerviosismo y estrés debido a motivos laborales o personales; pero muchas veces, este nivel de tensión es claramente mas alto del que nuestro limite físico y metal esta dispuesto a tolerar, de ahí vienen los ataques y enfermedades derivadas de origen psicológico y psicosomático.
   Publicado el 11/11/09


 CONSEJOS PARA CONTROLAR LOS ATAQUES DE PÁNICO

La ansiedad es un estado anímico que normalmente anuncia alguna anomalía en la persona, psicológica y físicamente. Cuando nos encontramos ante alguna situación de estrés, un poco de ansiedad puede venir bien, incluso nos mantiene alerta y proporciona energía adicional para completar las tareas que se tienen pendientes. Pero a veces, esta ansiedad se transforma en un miedo irracional, pánico a algo desconocido que realmente sólo sucede en nuestras mentes y que puede trastornar nuestras vidas.
   Publicado el 19/07/11


 ALIMENTACION Y ESTRES

El estrés es un problema acuciante en nuestra sociedad actual que a menudo se asocia con estados de ansiedad y nerviosismo por causa de las apretadas agendas que difícilmente consiguen la conciliación de la vida laboral con la familiar. Pero aparte de alterar nuestra salud y poner en peligro nuestro sistema nervioso, hay personas que también lo reflejan en forma de actitud compulsiva hacia la comida, lo que provoca más ansiedad todavía al alterar nuestra apariencia física. Sin embargo, debemos de hacer de los alimentos nuestros aliados a la hora de mitigar los síntomas del estrés que nos acecha cada día. Hay algunos que contienen ciertos elementos antiestrés, y si además mantenemos una alimentación sana y equilibrada podremos llegar antes a conseguir el equilibrio entre cuerpo y mente. De esta forma se consigue además el mejor funcionamiento del aparato digestivo, nervioso e inmune.
   Publicado el 23/09/09


 El estrés laboral puede derivar en ansiedad y ataques de pánico

El estrés se produce como consecuencia de un desequilibrio entre las demandas del ambiente (estresores internos o externos) y los recursos disponibles del sujeto. De tal modo, los elementos a considerar en la interacción potencialmente estresante son: variables situacionales (por ejemplo, del ámbito laboral), variables individuales del sujeto que se enfrenta a la situación y consecuencias del estrés.
   Publicado el 17/12/09


 Depresión, fobias y estrés

El origen de estos problemas tiene diversos focos de origen, sin embargo, estos problemas llamados “problemas mentales” se han intensificado enormemente estos últimos años debido a que cada vez este mundo es más urbanizado y “rápido”, lo cual deja muy por debajo lo que verdaderamente es importante como los sentimientos y valores de las personas.
   Publicado el 17/12/09


 Transtorno de ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

Un acontecimiento traumático es un suceso que es vivido como aterrador, con un miedo intenso, horror y sensación de impotencia, de que no hay nada que pueda hacer para escapar o evitarlo. Casi la totalidad de las personas expuestas a un suceso traumático desarrollan síntomas típicos del trastorno de estrés postraumático (TEPT), durante los días siguientes al trauma. Es una reacción normal encaminada asimilar lo sucedido y aprender lo más posible de dicho acontecimiento, como un modo de mejorar la supervivencia en el futuro.
   Publicado el 17/12/09



 

Redes Sociales

 

Síguenos en Pinterest

Suscríbete

Suscripción por e-mail  Noticias

Suscripción RSS  Feeds RSS  Ayuda con RSS

Idiomas


Recomendamos