Cómo superar la ansiedad

Cómo superar la ansiedad

La ansiedad se ha convertido en la enfermedad mental de moda de nuestra sociedad y de este siglo ya que la vida frenética que llevamos, el estrés y los problemas personales y económicos nos llevan a una calle sin salida que finalmente, provocan un malestar generalizado difícil de controlar. Reconocer la ansiedad es imprescindible para aprender a superarla en un momento de crisis que puede surgir en tu casa, en la calle, en un restaurante, en el trabajo, en un viaje e incluso de forma continuada como estado habitual. Esta famosa patología no conoce de sexo, edad ni raza así que puede ser tu enemiga en algún momento de tu vida, por eso, aprende cómo superarla sin miedo.

Aunque no existen fórmulas mágicas para este caso, sí contamos con algunas formas de vida que ayudan a que los ataques de ansiedad dejen de ocupar nuestras vidas y nos resten calidad de vida.

Controlar y superar la ansiedad son dos conceptos muy distintos y cada cual conlleva una serie de técnicas y comportamientos específicos. Pero aquí vas a aprender a cómo superarla y el primer paso es identificar el problema y reconocerlo como tal, aceptando su aparición y estando dispuesto a tratarla. De esta manera, encontraremos un estado de mayor tranquilidad para aplicar la lógica necesaria a aquellos motivos reales que nos provocan la misma. Una vez, demos argumentos válidos y racionales que nos hagan ver el problema más pequeño y sin tanta gravedad, la ansiedad comenzará a rebajarse paulatinamente.

El ejercicio físico es realmente necesario para liberar la serotonina acumulada y ayuda a sentirse bien con uno mismo. Se libera muchísima tensión y tanto el cuerpo como la mente te lo agradecerán. Si además, lo complementas con masajes o baños a base de plantas naturales, spas o actividades relajantes, notarás cómo el cuerpo comienza a relajarse y la situación de estrés que te ha provocado la ansiedad, se ve mucho más pequeña y lejana. Recuerda que las aguas, preferentemente más frías que calientes, tienen mejores resultados en estos casos para liberar tensiones. Pero tienes una amplia gama donde elegir entre masajes, ejercicios respiratorios, cintas de relajación, etc.

Busca alguna terapia alternativa, preferentemente natural, que te dé la seguridad de relajarte, como por ejemplo, leer un libro, contemplar un paisaje, oír música, meditar, viajar, ver una película… cualquier actividad que te permita olvidar los problemas diarios que tanto te angustian y que te ayudan a vaciar tus pensamientos negativos de forma que concentres toda tu atención en un estímulo agradable y voluntario y que no precise de cambios bruscos. De esta manera, conseguirás que tu elección se convierta más que es un estrés que sólo te provocará más ansiedad y más hundimiento, en una respuesta de relajación. Ten en cuenta que todos los trastornos mentales se producen por los pensamientos y cuando pensamos lo hacemos en forma de palabras, imágenes y sensaciones. Por eso, cuando elegimos como técnica de relajación, una palabra, una imagen o una sensación, estamos interfiriendo de manera directa y clara en nuestra forma de pensar. De ahí que el resultado siempre sea positivo y óptimo.

No sólo tienes que cuidar de tu mente ya que el cuerpo es el resultado de lo que pensamos. Somos lo que pensamos, sí, pero también somos lo que comemos y una alimentación rica en alimentos naturales y equilibrados es la base de todo bienestar, sobre todo, una dieta en la que predominen las propiedades antioxidantes o que contengas la vitamina B o el magnesio, ideales para superar la ansiedad.

Finalmente, no cabe duda de que todo lo que hagas para superar una crisis de ansiedad tiene que ir acompañado de una actitud positiva y diferente a la que has tenido hasta ahora viendo que no te ha ayudado. Enfoca toda tu atención y toda tu energía en tu bienestar y siente que lo que haces te gusta y te beneficia. Si algunos aspectos de tu vida te irrita, entonces, la manera de evitar que la ansiedad vuelva a tu estilo de vida, quizá puede ser planteando hacer algunos cambios pero desde la tranquilidad y la racionalidad.

Evidentemente, la mayoría de las personas que sufren ataques de ansiedad de alto grado y se ven incapaces de superarlo solas, acuden a terapeutas especializados en este campo aplicando técnicas y dedicándote un tiempo que pueden hacer cambiar tu vida. Sólo es cuestión de ponerse manos a la obra.

Compartir en redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Te recomendamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 9 = nueve

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>